Han trasladado al presidente de la Institución provincial que cuentan con 1.114 pozos, una superficie de 10.193 hectáreas de regadío y 1.446 regantes de las localidades de Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente y Santa María de los Llanos

 

La Diputación de Cuenca ha anunciado que va a firmar un convenio con las Comunidades de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) del Alto Guadiana Lillo-Quintanar, Rus-Valdelobos y Sierra de Altomira, con un presupuesto de 150.000 euros con el objetivo de conocer mejor los datos hidrológicos de esta zona, de cara a trabajar de forma coordinada para defender los derechos de los regantes conquenses que quedarán plasmados en los futuros planes hidrológicos.

CUAS Mancha Occidental II lamenta no haber sido incluida en dicho convenio, pese a contar en la provincia de Cuenca con 1.114 pozos, una superficie de 10.193 hectáreas de regadío y 1.446 regantes de las localidades de Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente y Santa María de los Llanos. Además, dispone de oficinas de atención a sus usuarios en Las Mesas, Las Pedroñeras y El Provencio.

Tras conocer este convenio, desde Mancha Occidental II remitieron dos escritos al presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana, en enero y abril de este año, solicitándole una reunión para abordar, entre otros asuntos, la situación actual del regadío y otros usos en la provincia.

Sin contestación

Tras no recibir contestación alguna por parte de la Institución provincial, remitieron cartas a los alcaldes y alcaldesas de los siete municipios conquenses del ámbito de la CUAS, así como a los grupos políticos provinciales de la Diputación instándoles a que preguntarán por la exclusión del convenio de Mancha Occidental II.

CUAS Mancha Occidental II considera esta exclusión un “agravio comparativo” para los cerca de 1.500 regantes conquenses de la Comunidad de Usuarios, y así se lo expresaron al presidente de la Diputación en la segunda carta. Además, le trasladaron que varios usuarios de estas localidades habían preguntado el por qué de la no inclusión en el convenio firmado con las CUAS del Alto Guadiana, entre las que se encuentra Mancha Occidental II.

Tras anunciar el convenio, Martínez Chana afirmaba que la intención de la Institución provincial es llevar a cabo estudios hidrogeológicos de las masas de agua para contabilizar la acumulación que tienen actualmente, mientras se implementa una red de estaciones que monitoricen de forma más precisa las precipitaciones que tiene la provincia, para tener una foto fija de la situación actual de las masas de agua. Desde Mancha Occidental II consideran que se tratará de informes “incompletos” pues se ha dejado fuera a una importante zona de la provincia de Cuenca.

No obstante, los representantes de Mancha Occidental II continúan a la espera de ser recibidos por el presidente de la Diputación de Cuenca para abordar este asunto y otros en pro de los regantes conquenses.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *